Saltar al contenido

Las Casas y la Carta Astrológicas. La Rueda de la Fortuna.

Tabla de contenidos

Explicación astrológica de las casas.

Antes es necesario definir lo que es el horizonte. Este es el plano que pasa tangente al punto de la Tierra en el que se encuentra un observador, tal como se ve en los ejemplos de la figura 55.

DIFERENTES HORIZONTES TERRESTRES DEPENDIENDO DEL LUGAR DONDE SE UBIQUE EL OBSERVADOR
DIFERENTES HORIZONTES TERRESTRES DEPENDIENDO DEL LUGAR DONDE SE UBIQUE EL OBSERVADOR

 

Veamos ahora la figura 56.

 

PLANO DEL HORIZONTE DE UN NACIMIENTO Y 4 PUNTOS CARDINALES
PLANO DEL HORIZONTE DE UN NACIMIENTO Y 4 PUNTOS CARDINALES

En ella está representado el plano del horizonte en el que está naciendo una persona. En dicho plano podemos establecer los cuatro puntos cardinales. Por el punto Este sale el Sol, es decir, por el punto de corte de la eclíptica con el horizonte en el Este. Pero por el Este también surgen la Luna, los restantes planetas astrológicos y, en definitiva, el zodíaco que, a lo largo de 24 horas, habrá salido completo elevándose sobre este punto cardinal. Ello se debe a que la Tierra se encuentra rotando sobre sí misma de Oeste a Este, viendo nosotros aparentemente que el zodíaco rota de Este a Oeste (fig. 57).

LOS 4 PUNTOS CARDINALES Y EL ZODIACO
LOS 4 PUNTOS CARDINALES Y EL ZODIACO

Aparte de los movimientos propios que los planetas realizan en el zodíaco, nosotros los observamos -o no- en diferentes puntos del cielo dependiendo del lugar donde estemos y de la posición de este punto con respecto a esos astros.

Así, en un momento dado no podríamos ver al Sol, o no veríamos a la Luna porque estarían debajo del horizonte, o a Saturno poniéndose por el oeste, etc. En definitiva, los astros (y los signos zodiacales con ellos) salen por el este y se van elevando hasta llegar a un punto de máxima elevación respecto al observador.

De manera precisa ese punto es un corte entre la eclíptica y el meridiano del lugar. La Tierra se puede dividir en infinitos meridianos o círculos que pasan por los polos. Si este meridiano lo prolongamos hacia el cielo hasta tocar la bóveda celeste, cortará a la eclíptica en dos puntos, uno que está sobre el horizonte y otro que está debajo fuera de nuestra vista.

El punto que sí podemos ver es el que mencionábamos y que corresponde a la máxima elevación de los astros, estando situado hacia el sur, lo cual podemos comprobar viendo que, cuando el Sol está más alto, por ejemplo, realmente apunta al sur. Luego, los planetas comienzan a descender y se acercan al oeste (poniente) hasta que por fin desaparecen de nuestra vista (fig.58).

EXPLICACION ASTRONÓMICA DE LAS CASAS: CORTE DE LA ECLÍPTICA CON EL MERIDIANO DEL LUGAR
EXPLICACION ASTRONÓMICA DE LAS CASAS: CORTE DE LA ECLÍPTICA CON EL MERIDIANO DEL LUGAR

Siguen descendiendo relativamente respecto al observador y llegan a un punto de máximo descenso, que es el otro corte entre la eclíptica y el meridiano del lugar proyectado hacia el cielo (fig. 58). Este punto se encuentra hacia el norte.

Los astros comienzan ahora a ascender, todavía fuera de la vista del sujeto y, por fin, completan uno a uno su recorrido saliendo de nuevo por el este (fig 58).

Como se podrá suponer, el sistema de casas lo que pretende es saber cómo están ubicados los planetas y el zodíaco completo respecto a una persona determinada, en un lugar y momentos precisos, tomando como punto de referencia básico el plano de su horizonte. Si el sistema de casas no existiera, podríamos saber en qué signo y en qué grados estarían los 10 planetas astrológicos, pero no cómo los verían personas distintas colocadas en lugares diferentes y en el mismo momento.

El primer punto mencionado, o corte en el este de la eclíptica con el horizonte del observador del que se trate, se llama ASCENDENTE y se abrevia como AC (figs. 58 y 59). El segundo punto explicado o corte superior (al sur) de la eclíptica con el meridiano del lugar, se llama MEDIO DEL CIELO o MC.

El tercer punto dicho o corte en el oeste de la eclíptica con el horizonte del sujeto en cuestión, se denomina DESCENDENTE O DC. El cuarto punto nombrado o corte inferior (al norte) de la eclíptica con el círculo meridiano del lugar se llama FONDO DEL CIELO y se abrevia FC.

Estos cuatro puntos son la base de partida del sistema de casas y se encuentra en la dirección de los cuatro puntos cardinales. Hay doce casas astrológicas o cosmopsicológicas, las cuales se denominan de la I a la XII en numeración romana.

Se denomina cúspide al comienzo de una casa. Es decir, de las dos líneas que delimitan una casa (fig 59), es aquella línea que encontramos primero si vamos en sentido contrario a las agujas del reloj, que es el sentido de traslación normal de los planetas y también de la rotación de la Tierra.

Pues bien, el ascendente (AC) es la cúspide de la casa I, el medio del cielo (MC) es la cúspide de la casa X, el descendente (DC) es la cúspide de la casa VII y el fondo del cielo (FC) es la cúspide de la casa IV. Por lo tanto, las cúspides de las casas I,IV, VII y X son las que se encuentran en la dirección de los cuatro puntos cardinales.

Con respecto a las ocho casas restantes, existen varios sistemas diferentes para hallarlas matemáticamente, los cuales no interesa detallar por el momento, pues se necesitan conocimientos de trigonometría, proyección de planos, etc., para poder estudiarlos a fondo. Basta decir que las casas astrológicas no han de tener necesariamente 30º, sino que pueden variar bastante de longitud. Según la latitud geográfica aumenta, tanto al norte como al sur, las casas se deforman más, hasta el punto de que, al acercarnos a los polos, la determinación de estos puntos resulta difícil. Por otra parte, los ejes AC-DC y MC-FC no tienen por qué estar perpendiculares en la carta astral, sino que frecuentemente están inclinados uno respecto al otro.

Se ha de comprender también que el punto que llamamos MC o punto de mayor elevación de los planetas puede encontrarse más o menos alto dependiendo de la latitud pues, por ejemplo, en Canarias el Sol se eleva más sobre el horizonte que en Suecia; y, además, la altura del MC respecto al horizonte cambia en un mismo lugar dependiendo de la estación del año, siendo máxima al comienzo del verano y mínima al inicio del invierno.

Solo en las latitudes ecuatoriales el MC llega a coincidir alguna vez con el zénit, que es el punto que se forma en el cielo al prolongar una línea desde el centro de la Tierra, pasándola por los pies del observador y proyectándola hacia la bóveda celeste. Como es sabido, esa línea prolongada en sentido inverso hacia el lado opuesto de la bóveda forma el nadir que, en el caso mencionado de las latitudes ecuatoriales, coincide a veces con el FC.

 

Significado de las casas.

Sabemos ya por lo explicado hasta ahora que las casas son el factor terrestre del horóscopo, es decir, que nos dicen cómo está colocado el cielo respecto a un punto de la Tierra en concreto y en un momento determinado.

Las casas astrológicas sirven para concretar los efectos de los signos zodiacales y planetas en áreas bien concisas de la vida de las personas: personalidad, dinero, hermanos, estudios, familia paterna, vejez, diversiones, trabajo, matrimonio, etc. El cómo pueden influir los planetas en hechos en principio ajenos a las personas, tales como sacarse la lotería, tener un accidente por un pinchazo en una rueda , perder el empleo por una ruina de la empresa, conocer a una persona casualmente, etc. ya se ha explicado en la primera parte del curso.

Lo que sin duda es más difícil de asimilar es por qué un planeta influye en la profesión cuando en el nacimiento está en el MC, en el matrimonio cuando se encuentra en el DC, en la familia de los padres cuando se ubica en el FC y en el propio yo al estar en el AC. Como siempre hay que decir que, en la práctica (comprobación empírica), es así y de una forma tan exacta, que una diferencia de cinco minutos en la hora de nacimiento da lugar a dos cartas diferentes y vidas diferentes. Y, al revés, es posible averiguar la hora de nacimiento de una persona estudiando los acontecimientos más significativos de su vida, llegándose a una precisión asombrosa.

No cabe duda de que, para averiguar estos hechos, los antiguos astrólogos debieron de haber tenido un saber (científico sin duda) tan enorme que todavía hoy estamos lejos de llegar a sus mismas conclusiones.

Solo se nos pueden ocurrir algunas especulaciones esotérico-filosóficas acerca de los efectos distintos que producirían las líneas de fuerza astrales provenientes del cosmos dependiendo de la INCLINACIÓN con que llegaran a una persona en un lugar dado y en un momento concreto. No cabe duda de que estos intentos del pensamiento representan explicaciones no del todo satisfactorias pero, por el momento, la ciencia, que es más segura, no llega a tanto.

Pasamos ahora a definir el significado que se atribuye a cada casa.
 
 

Casa I

Se refiere a la naturaleza propia de la persona, el estilo personal, lo característico del yo, la constitución y apariencia del cuerpo físico, el ser exterior, las inclinaciones, las tendencias, el grado de independencia del ego, las cualidades manifiestas, los defectos y las virtudes del yo exteriorizable, las tendencias psicológicas y fisiológicas, etc.

ANALOGÍAS ESENCIALES: Conductas y exteriorización del yo.

SIGNIFICADO ESOTÉRICO: Representa las fuerzas que emite el yo para tratar de controlar su destino. Es el yo consciente y humano o el yo egocéntrico y animal.
 
 

Casa II

Representa las finanzas de la persona, el capital, su economía, los bienes adquiridos, las ganancias y las pérdidas, el nivel económico de vida, la pobreza, la riqueza, las aptitudes para conseguir dinero, el ahorro, el derroche, la fortuna, la gestión de los bienes, la compra, la venta, el sustento material, la independencia o la dependencia material, las rentas, las deudas, la obtención y la pérdida de objetos de valor, el uso de lo material, el uso que se le da al dinero, los métodos y la forma de obtener los ingresos, los créditos, etc.

ANALOGÍAS ESENCIALES: El dinero y las propiedades, como también el uso y abuso de ambos.

SIGNIFICADO ESOTÉRICO: Simboliza las posesiones materiales y la solución de las necesidades básicas, usadas como sustento de lo humano o utilizadas ignorantemente con avaricia para la obtención de poder con posesión.
 
 

Casa III

A partir de ella interpretamos acerca de los hermanos, los vecinos, la inteligencia concreta, los escritos, los viajes cortos, los medios de transporte empleados, los primos, los compañeros de estudios, la correspondencia, los estudios, la educación, los contactos telefónicos y telegráficos, los conceptos intelectuales inculcados, los percances en los desplazamientos, el lenguaje, la memoria, el ambiente del vecindario, las publicaciones, las mudanzas a los lugares cercanos, la comunicación con los seres del ambiente inmediato, la publicidad de alguna actividad del yo, las posibilidades de realizar los estudios básicos, las aptitudes para el aprendizaje y para la enseñanza, el trabajo intelectual concreto, el grado de integración escolar, etc.

ANALOGÍAS ESENCIALES: Estudios, hermanos, viajes cortos y mente concreta.

SIGNIFICADO ESOTÉRICO: Representa el manejo de las capacidades intelectuales concretas y de las cualidades comunicativas para la comprensión del entorno inmediato.
 
 

Casa IV

Sus significados son: la infancia familiar, la infancia, la familia natal, los padres, el ambiente familiar, el tipo de lazos familiares, la actitud hacia los padres, la actitud de los padres hacia la persona, la tradición familiar, la pobreza o riqueza de la familia paterna, la patria, la actitud del sujeto respecto a la patria, la influencia de la familia en la vida propia, la época de la vida en que se depende de los padres, el padre en un horóscopo masculino, la madre en una carta natal femenina, la herencia psíquica, el último período de la vida, la vejez, el domicilio, la herencia biológica, las costumbres familiares, los antepasados, los ancestros psíquicos, etc.

ANALOGÍAS ESENCIALES: Hogar paterno, el padre en la carta natal de un hombre, la madre en la carta de una mujer, la herencia psíquica y biológica, la parte de la vida en que se depende de los padres; la infancia y la vejez.

SIGNIFICADO ESOTÉRICO: Esta es una casa de las más profundas pues, la familia en la que se nace, viene dada por el karma de vidas anteriores y sirve para la superación de ciertas tendencias psíquicas. La primera etapa de la vida, en la cual se depende de los padres, está influenciada por esta casa, la cual puede ser un sustento para el desarrollo concreto del resto de la vida o, por el contrario, si ha habido malas experiencias, puede ser un estímulo en la lucha por la vida o un obstáculo de difícil solución.

Las relaciones entre los padres se observan en esta casa, especialmente las que más afectan al niño, pues no hay que olvidar que cada progenitor tiene su propia carta natal. Ya que al recién nacido le vienen dados sus padres de forma kármica, a través de las experiencias del niño o del adolescente con ellos se vislumbran los ancestros psíquicos del interpretado, los cuales se pueden remontar a vidas anteriores.

Si la persona durante su vida no ha fortalecido suficientemente la casa X (opuesta a la IV), la cual representa el anclaje social, se produce una regresión a la casa IV en el último período de la vida (vejez), volviendo el anciano a “ser un niño” y a “vivir de recuerdos”. La casa IV también representa la herencia psíquica o biológica heredada de los padres, tanto beneficiosa como problemática o patológica.

Hay un eje casa X – casa IV en el que se suele considerar que la IV representa al padre y la X habla de la madre, en el horóscopo de un varón. En la carta natal de una mujer es al revés: la casa IV es la madre y la X es el padre. Esto de todos modos no es definitivo, puesto que hay mayores complicaciones que se estudiarán en la interpretación.
 
 

Casa V

Sus atribuciones son: tendencias sentimentales o románticas, vitalidad creativa, consecuencias de la actividad vital, vida sensual no matrimonial, erotismo, diversiones, los hijos, los noviazgos, las aventuras sexuales, los juegos de azar, deportes, ocio vital, fiestas, obras creadas, personas a las que hay que educar como hijos, creatividad artística, la vitalidad exterior, el derroche de la vitalidad, la fecundidad, la esterilidad, las condiciones del embarazo y el parto, el aborto, los hijos adoptivos, las preocupaciones o las alegrías motivadas por los hijos, la actitud hacia los hijos, la suerte, la actitud de los hijos hacia el interpretado, el comportamiento de los hijos, los aspectos de la personalidad de los hijos que tienen especial influencia sobre el interpretado, la personalidad de los novios o de los amigos con los que se tienen relaciones sexuales; la felicidad o la infelicidad en las relaciones prematrimoniales, así como la facilidad o no para tenerlas; tendencias sensuales de la persona, los hobbies deportivos y artísticos; inversiones, negocios y especulaciones, etc.

ANALOGÍAS ESENCIALES: Ocio vital, creatividad, hijos, noviazgos, aventuras sexuales, vitalidad externa, juegos de azar, suerte y negocios como inversión de energía, esfuerzo y dinero.

SIGNIFICADO ESOTÉRICO: Simboliza la energía vital externa de la persona y los asuntos a los cuales esta es dirigida. Esa fuerza puede ser creativa o solamente ser derrochada sin control. Hay algo así como un factor de dependencia del azar en esta casa (novios, éxito en las aventuras sexuales, negocios, juegos, deportes, hijos, etc.) pero como ya es sabido, la causalidad abarca a la casualidad.

Las facetas de la vida relacionadas con esta casa son producto creativo de la energía externa del ego: sexualidad vital, descendencia, obras creadas, arte, deportes, etc.
 
 

Casa VI

Sus atributos son: relaciones con los subordinados laborales y con los compañeros laborales, animales domésticos, cuidados e higiene del cuerpo físico, la salud, las enfermedades leves, el aseo personal, los puntos débiles de la fisiología orgánica, el trabajo, el trabajo rutinario, las condiciones laborales, la actitud ante el empleo, los empleos modestos, la eficacia en el trabajo, la capacidad de trabajo, relaciones con los superiores en el ambiente laboral, el tipo de subalternos o sirvientes, el paro, las dificultades para obtener ocupación, la categoría de la ocupación laboral, capacidad de servicio, el trabajo doméstico, la limpieza doméstica, etc.

ANALOGÍAS ESENCIALES: Ambiente laboral, trabajo, subordinados, superiores, enfermedades leves, salud general y capacidad de servicio.

SIGNIFICADO ESOTÉRICO: Se refiere a la capacidad de desarrollar un trabajo o servicio más o menos constante o rutinario, así como la actitud hacia tal actividad. Todo el ambiente relacionado con esa esfera de acción, así como las facilidades o dificultades que se encuentran en él, están indicados en la casa VI.

Por otro lado, la salud, que es el substrato físico imprescindible para la actividad concreta, diaria y perseverante, está también en la zona de esta casa.
 
 

Casa VII

Sus significados son: matrimonio, divorcio, fidelidad o infidelidad conyugal, las asociaciones, los enemigos abiertos o declarados, los pleitos con la justicia, los contratos, la personalidad del cónyuge, los rivales sociales, las uniones legales, las relaciones bajo contrato, el hogar conyugal, la felicidad matrimonial, las facilidades o dificultades para la realización del matrimonio, la posible viudedad o la enfermedad del cónyuge, la fundación o disolución de una sociedad, el grado de armonía y comunicación en el hogar conyugal, el deseo o no de establecer relaciones duraderas y legalizadas, el concepto ideal de matrimonio, la complementación o no con el cónyuge, la ganancia o la pérdida de los procesos legales, la soltería, etc.

ANALOGÍAS ESENCIALES: Matrimonio, divorcio, asociaciones, enemigos declarados y pleitos legales.

SIGNIFICADO ESOTÉRICO: En esta casa encontramos a los personajes que se unen y complementan totalmente al yo del interpretado y, por otra parte, a los que se oponen frontalmente a su ego, cabiendo la posibilidad de que una persona pasara de una situación a la otra con respecto al interpretado. La armonía y la desarmonía, el equilibrio y el desequilibrio, la formalización de un contrato y la ruptura del mismo, el matrimonio y el divorcio, etc., se estudian en la casa VII. Ella nos dice si tales uniones resultan o no afortunadas. En la casa VII se puede encontrar el apoyo y complemento perfecto para el ser humano o su enemigo más abierto.
 
 

Casa VIII

Simboliza los siguientes asuntos: la muerte física, el suicidio, el tipo de muerte, la muerte de algún ser querido, las herencias, cambios importantes en el modo de ver la vida, pruebas fuertes experimentadas, comportamiento sexual, afán de autoperfeccionamiento, ciencias ocultas, esoterismo, muerte, testamentos, la degeneración de las facultades, la regeneración, la Iniciación, el despertar de la conciencia por el sufrimiento, las crisis internas, riquezas y tesoros espirituales, profundización en el conocimiento del ego, tipo de actitudes sexuales internas, las capacidades espirituales, el sadismo, el instinto, el afán autodestructivo, el afán regenerativo, los asesinatos, los entierros, metamorfosis del yo, energía dedicada a la autotransformación, etc.

ANALOGÍAS ESENCIALES: Muerte física, pruebas psíquicas, experiencias duras, crisis internas, hallazgos internos, conceptos íntimos de la sexualidad, legados y testamentos, ciencias ocultas e Iniciación.

SIGNIFICADO ESOTÉRICO: Esta casa es verdaderamente trascendental. En ella observamos qué métodos usa el hombre para transformarse y sublimar sus facultades así como, también, para hundirse en la más instintiva degeneración de su ser. El camino desde la autodestrucción hasta la autorregeneración está en la casa VIII. Esta zona del horóscopo es muy profunda y oculta, encontrándose en ella el despertar de las potencialidades latentes del ser humano.
Significa: morir a un estado psíquico para renacer en otro superior.
 
 

Casa IX

Los temas que influencia son: frutos intelectuales abstractos de la intensidad vital, filosofía particular de la vida más o menos superficial, el don profético, viajes largos, viajes al extranjero, el respeto a la ley y el orden social, la rebeldía ante el orden social, el extranjero, el aprendizaje de idiomas, el concepto de la vida, el modo de pensar, las ideologías, los contactos internacionales, las experiencias en los viajes largos, los estudios elevados, las facilidades y dificultades superiores, la posibilidad o no de realizar los viajes largos, etc.

ANALOGÍAS ESENCIALES: Viajes largos, ideales, filosofía, espiritualidad, ideologías, moral, religión, educación superior y conceptos personales acerca de la vida.

SIGNIFICADO ESOTÉRICO: Esta casa se refiere a la energía vital que pone la persona en el mundo abstracto de la mente y a sus frutos; o si, por el contrario, el ser tiene una visión estrecha, limitada y mezquina sobre la vida misma. Por ello, este sector habla algo acerca del nivel espiritual.
 
 

Casa X

Sus atributos son: autonomía social, los objetivos alcanzados y los perseguidos, el éxito, la fama, la ruina de la imagen social, la libertad de movimiento en la vida social, la capacidad de integración social, las dificultades en esa integración, el mando, el ejercicio dictatorial del poder, la profesión, los logros en la profesión, los reveses en la profesión, los escándalos públicos, los puestos políticos de poder, los cargos burocráticos o administrativos altos, la mayor o menor libertad profesional, la mayor o menor creatividad profesional, el porvenir, el futuro, las grandes realizaciones personales, los estrepitosos fracasos personales, el descrédito social, la posición social, la lucha por la posición social, el tipo de profesión, la reputación, los deshonores sociales, la acción social, la popularidad, la madre en el horóscopo de un hombre, el padre en la carta natal de una mujer, el camino que el sujeto escoge libremente, las ambiciones, el destino, los jefes, la cúspide, la vocación, el exhibicionismo, la cumbre de la vida, las metas concretas, etc.

ANALOGÍAS ESENCIALES: Éxito, fracaso social, poder, tiranía, profesión, el padre en el horóscopo de una mujer, la madre en la carta natal de un hombre, la acción social y la vocación.
 

SIGNIFICADO ESOTÉRICO: En esta casa encontramos la lucha por la consecución de la posición social y una adecuada integración en la sociedad. Se refiere, también, a la línea de desarrollo y las metas que persigue en su vida. Es de alguna manera la trayectoria fundamental en la vida en cuanto a realizaciones concretas.
 
 

Casa XI

Sus significados son: asociaciones flexibles, los amigos promotores, consejeros, malos consejeros, los clubs, las asociaciones para el ocio, los compañeros, las instituciones fraternales, las malas compañías, las esperanzas, la visión de futuro, la participación en asociaciones culturales, las ayudas dadas, las recomendaciones, proyectos, los aduladores, el temperamento de los amigos, las colaboraciones, la buena o mala influencia recibida de grupos organizados, la popularidad o la impopularidad entre los amigos, la fidelidad o la infidelidad de las amistades, amistades superficiales, amistades profundas y duraderas, las ayudas recibidas, la fraternidad, la facilidad o dificultad para formar amistades, los hobbies intelectuales, el ocio informativo o cultural, el afán cultural, los verdaderos y los falsos amigos, etc.

ANALOGÍAS ESENCIALES: Amistades, proyectos futuros, esperanzas, fraternidad, aficiones intelectuales, culturización voluntaria, participación en asociaciones fraternales o culturales, etc.

SIGNIFICADO ESOTÉRICO: En esta casa encontramos la unión fraternal, amistosa y grupal, así como todas las alegrías y decepciones que ella conlleva. Por otro lado, la energía intelectual sobrante se dirige hacia recreaciones culturales o hacia planes y proyectos futuros.
 
 

Casa XII

Sus atributos son lo sublime, lo elevado, lo místico, la eternidad, la soledad, las tendencias subconscientes, el subconsciente, la inclinación al suicidio, los desórdenes emocionales o mentales, los temores irracionales, la inspiración artística, la humildad frente a las pruebas kármicas de la vida, la desesperación frente a tales dificultades, el aislamiento, el retiro espiritual, el exilio forzado, el exilio voluntario, obstáculos ocultos, renuncia de las cosas materiales, enfermedades largas o graves, las prisiones, los hospitales, los manicomios, el suicidio, las conspiraciones, la tendencia al crimen o al robo, las actividades secretas, las pérdidas de libertad, las traiciones, las cosas ocultas, la soledad, el vicio, las murmuraciones, la caridad, la religión, los monasterios, la drogadicción, la locura, destino, la protección frente a las pruebas mencionadas, etc.

ANALOGÍAS ESENCIALES: El karma, pruebas exilio, cárcel, hospital, enfermedades graves, retiro espiritual, subconsciente, enemigos ocultos, limitaciones, mística, purificación del karma, espiritualidad, redención, etc.

SIGNIFICADO ESOTÉRICO: En la casa XII se estudia el pasado karmático, sus repercusiones en la vida presente y la actitud de la persona ante tales limitaciones. Dependiendo de la tónica general de la casa, esta puede ser una protección ante los factores perniciosos del destino o acentuar el carácter desequilibrador de estos últimos.

La persona puede afrontar el “lastre kármico” con humildad y reflexión, evitando males mayores, o bien, si es escurridiza ante su destino, las consecuencias se desatan externamente en forma de enfermedades serias, exilios, traiciones, enemigos ocultos, encarcelamientos, etc.

El karma también actúa sobre la psiquis subconsciente del ser humano, pudiendo dar a esta la sublimación espiritual o las tormentas emocionales y mentales.

La casa XII también puede significar un autoencarcelamiento mediante las drogas, el alcohol, etc.

Este sector terrestre doceavo es necesario para la verdadera purificación interna del ser humano.

Globalización astropsicológica.

Consiste en realizar una síntesis intuitiva de los elementos primarios astrológicos: planetas, signos y casas. Mediante el razonamiento por analogía podemos extraer valiosísimas claves del rico simbolismo astropsicológico (fig.60).

GLOBALIZACIÓN ASTROPSICOLÓGICA
GLOBALIZACIÓN ASTROPSICOLÓGICA

En la carta astral coinciden el signo del Carnero con la casa I, el Toro con la casa II, etc. solo en algunos horóscopos con el signo del Carnero en el ascendente. Digo “solo en algunos” porque en las latitudes elevadas las casas se deforman más y, aunque el Carnero esté en el ascendente, pueden no coincidir las doce casas con los doce signos en su orden perfecto.

Aun así, la casa I guarda relación analógica con el signo uno (Carnero), la casa II con el signo dos (Toro), etc. en todos los esquemas natales. Por ello, en la fig.60 ha de investigar Ud. las relaciones simbólicas entre por ejemplo, la casa XII y el signo de los Peces, así como de estos con Neptuno y Júpiter, regentes de este signo. Posteriormente, puede hacer las analogías oportunas con Venus, que se exalta en los Peces y, Mercurio, que se exilia en esa porción zodiacal. Además, ha de tener en cuenta que el signo de los Peces es de agua, común, animal y doble; a la vez, tendrá que relacionar todos los anteriores factores con las clasificaciones de las casas que se explican a continuación. Controle su imaginación al hacer estas apreciaciones y sea riguroso en sus razonamientos intuitivos.

¡Que usted globalice bien!.

 

Clasificaciones de las casas.

Clasificación por triángulos.

Esta forma de ordenamiento de las casas tiene relación con las triplicidades de los signos zodiacales, de la forma siguiente:

Primer Triángulo: el Carnero, el León y el Centauro.
Fuego
Segundo Triángulo: los Gemelos, la Balanza y el Aguador.
Aire
Tercer Triángulo: el Cangrejo, el Escorpión y los Peces.
Agua
Cuarto Triángulo: el Toro, la Virgen y el Macho Cabrío.
Tierra

TRIPLIC.

SIGNOS

TRIANGULOS

CASAS

Fuego

Carnero (1)

De la vida

I

León (5)

V

Centauro (9)

IX

Aire

Gemelos (3)

De las relaciones

III

Balanza (7)

VII

Aguador (11)

XI

Agua

Cangrejo (4)

Del fin o karma

IV

Escorpión (8)

VIII

Peces (12)

XII

Tierra

Toro (2)

De lo material

II

Virgen (6)

VI

Macho Cabrío (10)

X

Triángulo vital.

La vitalidad o energía del yo (casa I) se proyecta (fig. 61) en los hijos, en la creatividad, en los amores y en las diversiones (casa V); así también, en los ideales y su realización, el pensamiento abstracto, los viajes largos, etc. (casa IX).

Triángulo de las relaciones.

La casa III habla del contacto personal con los hermanos; la VII, con el cónyuge y los socios; mientras que, la XI, manifiesta las relaciones con los amigos, colegas y asociaciones.

La inteligencia concreta de la casa III se canaliza en los estudios, la de la VII en las asociaciones y, en la casa XI, se manifiesta en las afinidades intelectuales.

Triángulo del fin del karma.

Estas tres casas simbolizan las condiciones karmáticas o kármicas, tanto favorables como desfavorables de la vida. En la casa IV se encuentran las experiencias en el hogar paterno y en la vejez; en la casa VIII se manifiestan las experiencias fuertes, el autoperfeccionamiento y el tipo de muerte física; y, en la casa XII, están los entorpecimientos y las enfermedades graves.

Triángulo material.

En la casa II se localizan el dinero y las finanzas; en la VI, el trabajo y el servicio; y en la X, la profesión y la posición social.

Clasificación por cuadrados.

Está en analogía con la clasificación de los signos por cualidades o cuadruplicidades (cardinal, fijo, y común), de la siguiente manera:

CUADRUP.

SIGNOS

CUADRADO

CASAS

Cardinal

Carnero(1)

Angular o de la iniciativa

I

Cangrejo (4)

IV

Balanza (7)

VII

Macho Cabrío (10)

X

Fijo

Toro (2)

Sucedente o de la perseverancia

II

León (5)

V

Escorpión (8)

VIII

Aguador (11)

XI

Común

Gemelos (3)

Cadente o de la adaptación

III

Virgen (6)

VI

Centauro (9)

IX

Peces (12)

XII

Cuadrado angular o de la iniciativa.

Estas cuatro casas conforman la piedra angular del horóscopo debido a la importancia de los asuntos que contienen.

El yo (casa I), la familia paterna (casa IV), el matrimonio (casa VII) y la profesión (casa X), son facetas de la vida en las que la persona ha de generar iniciativa propia.

Cuadrado sucedente o de la perseverancia.

El dinero (casa II), los hijos y noviazgos (casa VI), la transmutación personal (casa VIII) y las amistades (casa XI) son aspectos de la vida en los que el ser ha de desarrollar la perseverancia.

Cuadrado cadente o de la adaptación.

Los hermanos y los estudios (casa III), el trabajo y el servicio (casa VI), la filosofía de la vida (casa IX) y las obligaciones karmáticas (casa XII) son partes de la existencia en las que el ser humano ha de usar la flexibilidad y la adaptación.

LAS CUADRUPLICIDADES DE LOS SIGNOS Y SUS SÍMBOLOS
CLASIFICACIÓN POR CUADRADOS

Consideraciones generales acerca de las casas.

Los planetas tienen más potencia en las casas angulares que en las sucedentes y en las sucedentes más que en las cadentes.

Simultáneamente, dentro de cada una de las doce casas, los planetas tienen más fuerza cuanto más cerca están de la cúspide de la casa en la que se encuentran.

Cuando un planeta está a cinco grados del borde de la casa contigua, está ya influyendo en ella, tanto más cuanto más cerca esté de esa casa. De ese modo, los planetas que se encuentran en los límites entre casas unen hasta cierto punto los significados de ambos sectores terrestres.

Así, por ejemplo, un planeta en los límites de las casas III y IV une los significados de hermanos (III) y padres (IV), los estudios (III) e infancia (IV), o los viajes cortos (III) e infancia (IV).

Se denomina SIGNIFICADO ESENCIAL de una casa al que le corresponde por sus propias cualidades. Es el que hemos estudiado hasta ahora.

Se entiende por SIGNIFICADO ACCIDENTAL al que recibe una casa del sector terrestre opuesto. Es decir, los planetas presentes en una casa influyen de forma secundaria en la casa terrestre contraria. Por ejemplo, los planetas situados en la casa III (estudios, viajes cortos y hermanos) actúan en segundo término en la IX (pensamiento abstracto, viajes largos e ideales).

Este efecto es más fuerte cuanto mayor número de planetas haya en la casa III.

Polaridades opositoras de las casas.

Casa I – Casa VII

La casa I (el Yo) se opone al sector VII (el no yo), que representa al cónyuge y a los socios.

Como en las restantes polaridades opositoras, los significados de ambas casas pueden enfrentarse, o bien, complementarse.

Casa II – Casa VIII

Este eje representa la riqueza material (II) y los tesoros espirituales (VIII), así como las necesidades básicas (II) y las ansias espirituales (VIII). La base material (II) es importante para la realización espiritual (VIII).

Casa III – Casa IX

Simboliza el pensamiento concreto (III) y la mente abstracta (IX), los viajes cortos (III) y los viajes al extranjero (IX), la educación (III) y los conceptos personales (IX), etc.

Casa IV – Casa X

Habla del padre (IV o X) y de la madre (IV o X), de la dependencia con respecto a los progenitores (IV) y de la autonomía social personal (X), de lo heredado (IV) y de lo generado por uno mismo (X), etc.

Casa V – Casa XI

Representa los hijos físicos (V) y los hijos intelectuales (XI), el ocio vital (V) y el ocio mental (XI), los amores (V) y los amigos (XI), etc.

Casa VI – Casa XII

El servicio (VI) y el karma (XII), las enfermedades leves (VI) y las enfermedades graves (XII), etc.

La carta astrológica.

La carta astrológica, esquema astral u horóscopo tiene como base el círculo de la eclíptica, que es el que está representado en la fig. 59. Aun cuando las órbitas reales de los planetas son elípticas, el sistema geocéntrico observa sus movimientos con respecto a una circunferencia perfecta, en cuyo centro se encuentra la Tierra. Así, en la figura 59 el globo terráqueo correspondería a la pequeña circunferencia central.

CARTA NATAL CON EL ASCENDENTE EN EL SIGNO DEL ESCORPIÓN
CARTA NATAL CON EL ASCENDENTE EN EL SIGNO DEL ESCORPIÓN

Los signos zodiacales se colocan en la circunferencia más extrema. El signo ascendente, es decir, el que salía por el horizonte E. al nacer la persona, se pone en el lado izquierdo, en la porción de 30º más central. En el ejemplo, dicho signo es Escorpión, a partir del cual se disponen los restantes.

Considerando a la Tierra como fija, la banda zodiacal se mueve en el sentido de las agujas del reloj: AC (E) – MC (S) – DC (W) – FC (N). En realidad, es la línea del horizonte E o ascendente (punta de la flecha) la que se mueve en la dirección contraria a las agujas del reloj, correspondiendo al movimiento real de la Tierra de W a E.

De cualquiera de las dos formas, la banda zodiacal y los astros que están en ella se van elevando sobre el horizonte este (AC) hasta llegar a su punto más alto sobre el observador del lugar (MC), luego comienzan a descender hasta tocar el horizonte W (DC) y entonces desaparecen de la vista, por último, hasta llegar al FC y luego vuelven a salir por el horizonte Este.

El motivo por el que se coloca el signo ascendente en el ángulo izquierdo central es para que la línea AC-DC esté horizontal, con el fin de que la persona que interpreta la carta astral tenga una referencia más real de los planetas.

Todos los astros que están por arriba de esa línea (AC-DC), hacia el MC, eran visibles en el punto geográfico y el momento en que nació el “propietario” de la carta natal o carta astral para el nacimiento.

Los que están por debajo de esa línea en la carta, estaban en ese momento por debajo del horizonte.

La rueda de la fortuna.

Es uno de los llamados puntos arábigos y se halla con un sencillo cálculo long T AC + long T Luna- long T Sol.

Su símbolo es la cruz dentro del círculo. Las posiciones del ascendente, la Luna y el Sol se han de dar en longitudes totales, es decir, partiendo de 0º del signo del Carnero. Si, por ejemplo, el ascendente estuviera a 17º del Centauro, su longitud total sería de 257º, que es la distancia desde 0º del Carnero, contando a partir de este último punto en el sentido normal del zodíaco. Veamos ahora algunos casos que se pudieran presentar:
 
 

1º) 7º del signo de los Gemelos
 
 

2º) 25º + 89º – 191º
La resta no se puede hacer y por ello se suman 360º, ya que se trata de un círculo completo.
13º del Macho Cabrío.
 
 

3º) 504º
Como la longitud total supera la circunferencia completa, se restan 360º.
24º del León.
 
 

En el esquema natal, la distancia entre el Sol y la Luna debe de ser la misma que la existente entre el ascendente y la rueda de la fortuna. Comprobándolo, se sabe si los cálculos están correctamente realizados.

Desde la perspectiva de la interpretación, la rueda de la fortuna mejora los asuntos de la casa donde cae, haciéndolos más favorables.

A continuación vamos a tratar el capítulo “Cálculo y confección de la carta astral”. Le recomendamos que lo estudie varias veces, practicando los ejercicios con calma y a su ritmo.

es Spanish
X